Discapacidad > Campaña Mundial por la Educación

Igualdad de derechos, igualdad de oportunidades: educación inclusiva para los niños con discapacidad

Durante 2014, la Campaña Mundial por la Educación (una coalición de ONGs de la que Entreculturas forma parte), centró su trabajo de incidencia en reivindicar una educación inclusiva en la que tuvieran cabida las personas con discapacidad.

En el informe sobre discapacidad y educación que acompañaba sus acciones, se destacaban las enormes dificultades que afrontan los niños, niñas y jóvenes con discapacidad en lo que se refiere a la realización de su derecho a la educación.

 

cegeraEn la mayoría de países con ingresos bajos y medios, los niños y niñas discapacitados tienen más probabilidades de quedar fuera de la escuela que cualquier otro grupo de niños. Los niños discapacitados reflejan tasas de primera inscripción escolar muy bajas. Incluso cuando asisten a la escuela, los niños que sufren discapacidad son más susceptibles de abandonar y finalizar su escolarización prematuramente. En algunos países, tener una discapacidad puede reducir en más del doble las opciones de escolarización de un niño, si se compara con los que no la tienen. No es, pues, sorprendente que en muchos países los niños con discapacidad constituyan la gran mayoría de los que no asisten a la escuela. Para los niños discapacitados que consiguen ingresar en las aulas, la calidad y la forma de escolarización que reciben – a menudo en escuelas segregadas – puede agravar en extremo su exclusión de la sociedad dominante y confirmar nociones sociales preexistentes acerca de la discapacidad.

 

Resolver esta grave discriminación es un asunto urgente por varias razones. En primer lugar, negar el derecho a la educación es robar a los niños los futuros beneficios que conlleva y la oportunidad de acceder a otros derechos (por ejemplo, el acceso al mundo laboral o la participación cívica activa).

 

La falta de interés en educar a los niños discapacitados también afecta a las posibilidades de hacer realidad la promesa internacional de conseguir la educación primaria universal, el objetivo acordado mundialmente y sellado en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y de la Educación Para Todos. También es un derecho de cada niño y niña, con o sin discapacidad, recibir una buena educación. En 2006, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades (CRPD) de la ONU aprobó la educación inclusiva como mecanismo clave para realizar el derecho a la educación de los niños con discapacidades.

 

Los sistemas de educación inclusiva se definen por la participación y el aprendizaje conjunto de todos los niños en aulas generales en sus localidades o comunidades, con independencia de las distintas capacidades y discapacidades, con métodos de enseñanza, materiales y entornos escolares que atiendan a las necesidades de todos los niños y niñas. La creación de sistemas de educación inclusiva es fundamental para lograr una mejor calidad educativa y realizar los derechos humanos de todos los niños.

 

A pesar de este compromiso, la exclusión de los niños con discapacidades del sistema general de enseñanza sigue siendo considerable y son pocos los países que tienen la debida legislación, estrategias, objetivos y planes nacionales para la educación inclusiva de niños con discapacidades. Incluso cuando los gobiernos cuentan con políticas nacionales o con legislación vigente, la implementación por medio de estrategias, planes y políticas concretas resulta insuficiente, y la financiación para procurar educación inclusiva para todos, terriblemente escasa. La adopción de legislación apropiada y la elaboración de políticas o de planes de acción nacionales son puntos de partida importantes para conseguir la inclusión para todos.

 

Uno de los mayores problemas que se presentan para hacer realidad los derechos de los niños discapacitados es un enorme vacío de datos sobre discapacidad que sitúa sus necesidades educativas en un plano invisible a los ojos de los políticos responsables. A fin de planear y monitorear eficazmente, los gobiernos deben contar con datos fiables que les permitan establecer objetivos audaces y, al mismo tiempo, realistas para poder medirlos.

 

Las escuelas y las aulas en el mundo en desarrollo son demasiado inaccesibles o no están adaptadas a las necesidades de los niños con discapacidad. Hacerlas accesibles y adecuadas conllevará inversiones importantes en equipamiento, materiales de estudio, infraestructuras y formación específica de docentes.

 

Finalmente, las actitudes sociales son un factor importante de la marginación de los niños discapacitados en la educación y fuera de ella. Las actitudes negativas hacia los menores discapacitados merman su autoestima y limitan sus oportunidades de acceder a la escuela. Incluso cuando pueden hacerlo, hay una creencia generalizada de que las escuelas ‘especiales’ son la opción más viable. Es necesario aplicar medidas políticas reforzadas con la concienciación social y campañas que acaben con esas actitudes demasiado arraigadas que, a menudo, constituyen un obstáculo serio para la escolarización y el desarrollo de muchos menores con discapacidad.

 

Algunos datos interesantes que recoge el informe

• Se estima que 1 billón de personas vive con una discapacidad – representando aproximadamente 15% de la población mundial – y que afrontan múltiples obstáculos que dificultan su participación igualitaria en la sociedad.

• A nivel mundial, se estima que 93 millones de niños – o 1 de cada 20 entre los que tienen hasta 14 años – viven con una discapacidad moderada o severa.

• Los países tienen distintos niveles de discapacidad, según los distintos contextos. Bangladesh, por ejemplo, acoge a unos 160 millones de personas con discapacidad.

• Italia es el único país europeo en el que se ha incorporado a prácticamente todos los alumnos discapacitados (más de 99 %) en colegios convencionales.

• La mayoría de países gastan muy poco en educación inclusiva. Por ejemplo, una evaluación del Banco Mundial del 2008 informó que sólo el 1 % del gasto en virtud de la política de Educación Para Todos de la India iba dirigido a la educación inclusiva para los niños con discapacidades.

Descarga aquí el Documento de posicionamiento-CME-2014

 

[separator size=”size1px” style=”dashed” color=”red”]