Línea: relación escuela y comunidad >Chad

Chad_escuela_comunidad_Entreculturas_lasillaroja_big01

Escuelas enraizadas en la comunidad

Chad es un país del África Subsahariana donde el 62,9% de la población vive por debajo del umbral de pobreza. Según el Índice de Desarrollo Humano del PNUD (2012) ocupa el puesto 184 de un total de 187, por lo tanto, es uno de los más bajos de todo el mundo.

Foto: Pablo Funes

Foto: Pablo Funes

La tasa de alfabetización nacional es del 33,6% para adultos (en el caso de las mujeres la cifra se reduce al 12,8%) y del 37,6% para jóvenes. El número de alumnos que abandona la escuela es altísimo: sólo un 47 % de los que terminan la Primaria ingresan en Secundaria y, de estos, un porcentaje mínimo la termina. Mención especial merece la situación de las niñas que, por motivos esencialmente culturales, tienen menos acceso a la educación: solo un 58 % de ellas va a la escuela.

 

El sistema educativo en el Chad ha ido hacia atrás, debido fundamentalmente a los conflictos violentos que han afectado gravemente a la infraestructura del país. A pesar de sus intentos de fortalecer el sector educativo, Chad se encuentra con una cantidad y calidad inadecuadas de infraestructura escolar (materiales no resistentes a las lluvias, saneamiento inadecuado), una falta de docentes, el hacinamiento, y la baja tasa de asistencia para niñas y de mujeres docentes. Muchas comunidades han tratado de compensar las deficiencias del Estado mediante la contratación y prestación de apoyo para maestros por parte de los propios padres.

 

La región del Guera se sitúa en el centro-sur de Chad, en el cinturón saheliano. Ahí es donde Entreculturas, a través de Fe y Alegría, centra su actuación al ser una de las zonas más desfavorecidas del país. Las deficiencias principales del sistema educativo en esta región son: 1) Falta de formación adecuada para los maestros comunitarios (voluntarios sin la formación adecuada), 2) Programas escolares ajenos a la realidad local, 3) Falta de formación profesional y técnica en las escuelas para permitir la inserción de los jóvenes en el mercado laboral, 4) Nivel educativo de los alumnos extremadamente bajo y 5) Falta de apoyo del Estado en el pago de salarios a los maestros (los cuales deben ser pagados por los padres y madres de alumnos).

 

Entreculturas y Fe y Alegría se han propuesto contribuir a la mejora de la calidad educativa en la región, siempre en colaboración con la Delegación de Educación de la Región de Guera con quien Fe y Alegría ha firmado un acuerdo para la gestión pedagógica y escolar de las escuelas de la red.

 

Chad_escuela_comunidad_Entreculturas_lasillaroja_big03Además de la mejora de las infraestructuras educativas, Fe y Alegría Chad se ha centrado en la formación del profesorado y en el trabajo continuo con los miembros de la comunidad (padres, madres y líderes de las principales instituciones) en las que se insertan las escuelas. Para Fe y Alegría esta implicación de la comunidad en todo lo relativo a la educación de los niños, niñas y jóvenes es fundamental para “enraizar la escuela” y hacer de ella un proyecto exitoso y sostenible.

 

Para ello trabaja fundamentalmente a través de los Comités de Padres y Madres de alumnos que, mediante reuniones periódicas, se pretende generar un lugar de encuentro y de resolución de los problemas comunitarios, más allá de los de la propia escuela. Fe y Alegría Chad cuenta con un equipo especializado en este trabajo de dinamización comunitaria en el que, a su vez, se basan otros muchos proyectos. Desde aquí, por ejemplo, se han afrontado otros problemas comunitarios más específicos como el de la escasez de agua, la falta de higiene o la necesidad de poner en marcha actividades generadoras de ingresos.

 

[separator size=”size1px” style=”dashed” color=”red”]

 

boton_colabora

Deja un comentario

Your email address will not be published.Required fields are marked *